El concepto de seguridad alimentaria en los países desarrollados se refiere principalmente a la garantía de inocuidad de los alimentos y también el cumplimiento de las condiciones relacionadas con la percepción, la confianza, los intereses y las expectativas de la ciudadanía.